El hombre blanco con el “swing” del millón de dólares

Elvis

Elvis Aaron Presley es el eterno Rey del Rock and Roll, luego de 40 años de su muerte, es increíble observar como un hombre de extracción humilde logró adaptar el sabor y el encanto de la música afroamericana  como base de un sonido que lo hará perdurar por siempre en la historia.

Elvis Aaron Presley es el eterno Rey del Rock and Roll, luego de 40 años de su muerte, es increíble observar como un hombre de extracción humilde logró adaptar el sabor y el encanto de la música afroamericana  como base de un sonido que lo hará perdurar por siempre en la historia.

“El Rey” inspiró a millares de personas que ya envejecidas le siguen rindiendo honores y heredando en las nuevas generaciones esa pasión por un ídolo que un día siendo famoso y ya millonario se enlistó sin dudarlo en la armada estadounidense del “Tío Sam” y se convirtió en el símbolo de los jóvenes de su generación. Era atrevido y apostaba a ganar siempre con su talento y carisma e hizo realidad sus sueños y todo lo que se propuso siempre en la vida.

Nadie, pero nadie, será igual ni lo será. Elvis era y será superior. – Mick Jagger

“El Rey” fue inspiración de muchos cantantes y músicos como John Lennon y Paul McCartney de la famosa agrupación Los Beatles quienes aseguraron que de no haber conocido “el swing” del estadounidense nunca hubieran llegado a ser lo que fueron. y de legendarios intérpretes como Paul Simon, Michael Jackson, éste último quien ante el fervor que le tenía a su ídolo logró tener a su lado a su hija, Lisa Marie Presley, a quien conquistó y desposó en los años 80. Paul McCartney recordó: «Cuando éramos unos niños en Liverpool, todo lo que queríamos era ser como Elvis». Y su contraparte musical, los Rolling Stones, coincidían con ellos. Mick Jagger: «Nadie, pero nadie, será igual ni lo será. Elvis era y será superior».

Miles de estrellas de la música siempre expresaron lo que Presley aportó a sus carreras y también así lo hicieron personas que nunca saltaron a la fama, que no pudieron surgir, frustrados por sus talentos limitados pero que con la figura de Presley creían que todo podía ser posible.

Su carisma nunca desapareció, pese a que su fisonomía fue cambiando y desarrolló muchos problemas de salud a lo largo de su vida, algunos de ellos crónicos. Comenzó a tomar drogas en el ejército, sobre todo anfetaminas para mantenerse despierto, aunque se decía que las píldoras se las proporcionó por primera vez el pinchadiscos Dewey Phillips.

En “Elvis y yo”, Priscilla Presley escribe que, hacia 1962, Elvis tomaba Placidil en dosis cada vez mayores, para combatir el insomnio, y más tarde tomó Dexedrina para contrarrestar los efectos secundarios de los somníferos.

El cantante norteamericano Elvis Presley murió el 16 de Agosto de 1977, a los 42 años, como consecuencia de un ataque cardíaco. Nació el 8 de enero de 1935 en Tupelo (Misisipi, Estados Unidos).

Elvis Presley fue encontrado en el suelo del cuarto de baño por su novia, Ginger Alden. Según el investigador médico, Presley había “tropezado o había avanzado lentamente varios pasos antes de morir.” Fue declarado oficialmente muerto a las 15:30 p.m. en el Hospital Conmemorativo Bautista.

En su entierro, cientos de miles de fans, prensa y famosos hicieron cola en las calles, y muchos esperaron a ver el ataúd abierto en Graceland. Entre los asistentes estaban Ann-Margret (que había permanecido cerca de Presley) y su ex-esposa. Presley fue sepultado en el Cementerio de Forest Hill en Memphis, al lado de su madre. Después de un intento para robar su cuerpo, sus restos y los de su madre fueron sepultados de nuevo en Graceland, en los Jardines de la Meditación.

El médico de Elvis, el doctor George C. Nichopoulos, dijo: “Elvis pensaba que tomando píldoras proporcionadas por un doctor no se convertía en un toxicómano común que consigue algo de la calle. El uso de medicamentos estuvo fuertemente implicado en su muerte. Nadie excluye la posibilidad de un choque anafiláctico provocado por las píldoras de codeína, a las cuales se sabía que había tenido una alergia suave. En dos informes de laboratorio archivados dos meses más tarde, se indicaba que existía una fuerte sospecha de que la causa primaria de la muerte fuera la ingesta de múltiples medicamentos, con un informe donde se mostraban catorce medicamentos en el cuerpo de Elvis, diez de ellos en cantidades significativas.

La profesión médica ha sido seriamente cuestionada al respecto. El examinador médico, doctor Jerry Francisco, había declarado una causa de muerte mientras la autopsia todavía estaba siendo realizada y antes de obtener los resultados de toxicología.

El doctor Francisco declaró, de forma sospechosa, que una arritmia cardíaca era la causa de la muerte, un trastorno que sólo puede ser determinado en una persona viva. Muchos doctores habían sido asociados con Presley (sobornados con regalos) y le suministraban píldoras que simplemente aumentaban sus dependencias.

El cantante, según se afirma, gastaba al menos un millón de dólares al año en medicamentos y honorarios o incentivos a los doctores. Aunque el doctor Nichopoulos fue exonerado de la muerte de Elvis, sólo en los ocho primeros meses de 1977 le había prescrito más de 10.000 dosis de sedantes, anfetaminas y narcóticos, todos a su nombre.

El 20 de Enero de 1980, la comisión creada contra él decidió exonerarle de prácticas poco éticas, debido a que el doctor afirmó que había estado tratando de apartar gradualmente al cantante de la adicción a los medicamentos. De todas formas, su licencia fue suspendida. En julio de 1995, su licencia fue permanentemente revocada después de descubrirse que había dispensado incorrectamente medicamentos a varios pacientes.

En 1994, se reabrió la autopsia sobre la muerte de Elvis Presley. El juez de instrucción, doctor Joseph Davis, declaró: “no hay nada en ninguno de los datos que apoye una muerte debida a medicamentos (es decir, a sobredosis de medicamentos o drogas). De hecho, todo señala a un ataque cardíaco repentino y violento.” Sin embargo, hay una duda razonable de que el mal uso de medicamentos a largo plazo causara su muerte prematura.

Pasados los años y 4 décadas después de su fallecimiento, pese a los nuevos ritmos como también a la música comercial que impera ahora en las redes sociales y pese a un mundo que avanza cada vez más rápidamente con una mutación que nadie sabe adónde llegará, Elvis Aaron Presley, ese chico blanco, que cantaba y bailaba con el “swing” y el encanto afroamericano se ha ganado por siempre un lugar importante en los corazones de la gente y su música nunca morirá.

 

Por, César Augusto Sutachán Daza

Director Revista Mundo

 

Otros artículos de César Sutachán

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*