“La culpa es de los medios, no de Petro”

Es obvio que los grandes medios de comunicación tienen algo en contra de Petro. Quizá por eso el Alcalde no ha logrado sacar su buena imagen a flote. El poder de los medios tiene al ex militante del M-19 hundido.

 

Por, Juan Esteban Cisneros*

juanescisneros@gmail.com

 

En pleno siglo XXI, la gente ignora el poder con el que cuentan los medios de comunicación en el ámbito social, político, cultural, económico, en fin, en todos los aspectos de la vida cotidiana. Mucho más grave es que los ignore un mandatario como Gustavo Petro; eso le ha costado una caída en su imagen..

Los medios de comunicación y, en este preciso caso, los más grandes como lo son RCN, Caracol y El Tiempo, le han declarado la guerra a Petro. Obviamente el mal librado del asunto ha sido este último.

Pero, vayamos a los ejemplos que tanto aman los colombianos. Quizá uno de los más grandes fue el escándalo por las puertas anti-colados que se instalaron en las estaciones Calle 45 y Calle 57 de la avenida Caracas. En su momento, El Tiempo publicó una serie de fotos que muestran una persona ingresando de manera ilegal al sistema de transporte y otra en la que se ve a dos personas intentando abrir las puertas por la parte interna de la estación. A lo mejor estaban verificando que sirvieran. Por tres personas este diario fue capaz de publicar todo un artículo con un título provocador: “Puertas anticolados en TransMilenio: ¿Esa platica se perdió?”. Desde que estudio en Uninpahu he tenido que caminar desde la calle 39 a la 45 por la avenida Caracas, siempre me topé con la estación de la Calle 45. Antes de las puertas anti-colados era habitual ver a grupos de 4,5,6 o más personas entrando de manera ilegal a esta estación. Después de la instalación de estas puertas esa penosa imagen se acabó ¿Dónde está El Tiempo para sacar un artículo sobre el éxito de esta medida?

Otro ejemplo fue el informe que entregó Caracol noticias sobre el pasado día sin carro en Bogotá realizado el 22 de septiembre. A pesar de que fue una jornada exitosa para el medio ambiente, Caracol decidió colocar, en su última edición del día, la imagen de los TransMilenios congestionados por los más de dos millones de bogotanos que utilizaron este sistema el día sin carro. Publicaron el dato de cuántas personas utilizaron TransMilenio pero no lo hicieron con los datos que arrojó la Alcaldía sobre la descontaminación que se dio el 22 de septiembre. 13.510 toneladas de dióxido de carbono se dejaron de producir este día.

Sin embargo, estos ejemplos no son los únicos que se han dado entre la pelea de Petro y los medios. Quizá la tángana más recordada entre Petro y los medios se dio a través de Twitter entre él y el periodista Néstor Morales. Después de varios dardos de lado y lado, el periodista, desde los micrófonos de Blu Radio se fue lanza en ristre contra Petro y declaró: “Yo creo que usted ha sido un desastre como Alcalde de Bogotá, yo creo que usted es un mal administrador”. Obviamente, el rol de Néstor Morales como generador de opinión pública, provoca que los oyentes se queden con éste comentario y no con las buenas obras que ha realizado el Alcalde.

¿Por qué los medios no atacaron así, de esta manera despiadada, a Uribe con los escándalos de las chuzadas, los falsos positivos, la ‘yidispolítica’, el proceso de paz con los paramilitares, la corrupción de Agro Ingreso Seguro? Es obvio que tienen algo en contra de Petro. Quizá por eso el Alcalde no ha logrado sacar su buena imagen a flote. El poder de los medios tiene al ex militante del M-19 hundido.

A lo mejor Petro pudo haber hecho algo más para cambiar esto. Tal vez hubiese sido más inteligente y se hubiera dedicado a cerrar la boca de los medios a través de sus acciones, no con sus trinos.

Los medios tiene más poder que la misma política, ellos son capaces de colocar un presidente, un alcalde, un gobernador; pero, así mismo como lo pueden subir, también lo pueden hundir.

 

*Estudiante de Comunicación Social

Fundación Universitaria UNINPAHU

 

Imagen tomada de internet: commons.wikimedia.org

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.