Portada » Opiniones Disidentes » Gustavo Petro, presidente: la respuesta a un sentimiento popular