Sara: juventud, talento y pasión por el Tattoo

Sara Nieto

Quiero que el arte que yo hago en el papel quede en las personas para siempre, quiero que mis diseños sean inmortales”

Sara nieto

Por, Andrés Angulo Linares

Supreme Brain INK

Al frente del parqueadero de Mundo Aventura se encuentra ubicado el estudio Supreme Brain INK, fundado en el año 2015 por Andrés Supreme en compañía de 2 amigos. Un espacio acogedor al que llegó Sara hace ocho meses con su portafolio y sus dibujos en busca de una oportunidad, la cual le fue concedida y ha asumido con el mayor compromiso y pasión, por lo que hará parte de los tatuadores invitados al Tatto Music Fest 2019, participando en doble jornada en la Categoría Junior.

Sara nació en Fusagasugá, pero reside desde siempre en Bogotá, no supera los 20 años y el primero de los cinco tatuajes que tiene, se lo hizo a los 18. Nació para el dibujo, la delató un rostro que estaba dibujando en un cuadernillo y que observé de reojo mientras cruzábamos las primeras palabras.

“Quiero que el arte que yo hago en el papel quede en las personas para siempre, quiero que mis diseños sean inmortales”. Esta frase podría definir lo que ha sido la trayectoria de Sara en el mundo del Tattoo.

Cuando estaba en cuarto semestre de diseño gráfico, carrera que está próxima a culminar, decidió que quería inmortalizar sus diseños en un lienzo diferente, en uno de los más complicados: la piel.

Un amigo de la universidad, quien también es tatuador, se encargó de enseñarle durante un año este arte. La práctica que inicialmente realizó Sara en papel Fome y sobre la piel de cerdo finalmente llegaría a la piel humana. Una amiga que siempre ha estado con ella, le sirvió de lienzo y ese primer reto para Sara fue un león con diseños geométricos. Un primer paso de lo que, seguramente, será un largo camino en este fascinante mundo.

Entre los tatuajes más exigentes que ha realizado está el que le realizó a un amigo de toda la vida, quien le pidió que le tatuara el rostro de la novia que recién había fallecido. Un reto que no solo requería exigencia técnica, sino una enorme responsabilidad por la carga emocional que este tenía.


De lunes a viernes Sara está dedicada a su estudio y a su trabajo como diseñadora. Los fines de semana está trabajando en Supreme Brain INK y realiza entre entre uno y dos tatuajes al día. Podría afirmarse que el Tattoo, además de ser una pasión para ella, también es un escape.

El proceso con la familia ha sido complicado. Sus papás, algo conservadores, tienen ciertos estigmas sobre este mundo y, aunque aceptaron que fuera tatuadora, no vieron con buenos ojos que ella tuviese tatuajes. Sin embargo, con el tiempo han aceptado la decisión de su hija.  

Su formación académica le ha permitido aplicar varias técnicas de ilustración a sus tatuajes. Teorías básicas de diseño, de forma y de color, entre otras, han llevado a sus diseños a niveles mucho más altos.

El Realismo, el Blackwork  y el Neotradicional son las técnicas por las que Sara siente un gusto especial. Como todo artista, tiene referentes –muchos, dice ella–, y en esta conversación destacó el trabajo en Realismo del colombiano Carlos Angarita y en Neotradicional a la española Débora Cherrys.

Aunque no tiene muy claro todavía si su futuro lo dedicará al diseño gráfico o al Tattoo, demuestra gran profesionalismo en ambas artes y, seguramente, se convertirá en algunos años en un artista referente para nuevos talentos.

Sara participará con dos lienzos en el próximo Tatto Music Fest y podremos presenciar en vivo el alcance de su talento los próximos 16 y 17 de marzo en el Gran Salón de Corferias. Conéctate con Sara en Instagram y conoce más de su trabajo:

saranieto_

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.