Apuntes varios sobre una copa plana

Como buen nostálgico y por ende amante del “todo tiempo pasado fue mejor”, considero que cada vez los torneos de selecciones pierden cada vez más brillo debido a la preponderancia que desde las instancias rectoras del fútbol se les entrega a los torneos de clubes (ellos ponen la plata de los pases, los sueldos, es claro que los jugadores son trabajadores de sus equipos), sin embargo esto no es nuevo, lo que ha generado realmente que las selecciones nacionales cuenten con los jugadores por menos tiempo para trabajar por convocatoria, es el calendario cada vez más saturado de los clubes.

 

Por, Burrócrata*

 

Entrando en materia veremos lo que mostraron algunos seleccionados en estas semanas de (in)competencia.

 

Argentina

En mi opinión sin ser un gran equipo es el mejor de un torneo aburrido, su mejor ventaja: cada vez son más colectivos y han mejorado en defensa, considero que mostraron más fútbol en Chile 2015 que en Brasil 2014, pero ya no son candidatos tan fuertes en las citas orbitales. En la Copa tampoco pudo ser y se quedaron con la ilusión de levantar su 15ª Copa América.   

Sobre Messi sólo vale la pena decir que en esta copa ha jugado más como distribuidor de juego que como goleador, potencia el equipo y supongo que la Conmebol le dará el premio al Jugador del Torneo (la FIFA con menos le dio la misma distinción en el Mundial), el hombre gana todo con Barcelona (y sin lugar a dudas es el mejor de esta era), pero mientras siga sin ganar nada con su selección no quedará en el devocionario gaucho. 

 

Brasil

Este equipo me recuerda una frase de mi papá sobre su prohibición de tomar café: “Yo tomo café descafeinado porque aunque no sabe a café si calienta” así se ve el juego del seleccionado de fútbol brasileño, quedaron en el pasado los equipos del jogo bonito, que ganaron 5 mundiales y temidos por todos, al parecer en sus escuelas de formación privilegian los jugadores tácticos sobre los técnicos y he aquí los resultados.

Los mal llamados “puristas del fútbol” tienden a diferenciar entre la técnica y la táctica decantándose por alguna de las dos (para poner un ejemplo en Argentina se habla de la escuela de Bilardo y la de Menotti), en mi opinión ambas cosas son complementarias e igualmente importantes en el fútbol de hoy.  

En lo personal prefería ver a Ronaldo, Romario, Rivaldo, Cafú y Roberto Carlos (sólo por hablar de los últimos grandes jugadores que vi) que a Neymar y otros 21 – ni siquiera vale la pena aprenderse el nombre de alguno – pero el camino se perdió cuando en Brasil quisieron jugar “a lo europeo”, curiosamente en el viejo continente vienen en la dirección contraria.

Capítulo aparte merece el último monstruo brasileño: Dinho, genio, mago, pero también díscolo y rumbero; su falta de apego táctico lo sacó de la lista de Scolari y de Dunga, por la falta de visión de los DTs brasileños.

En definitiva con esos jugadores Brasil puede quedar por primera vez en su historia por fuera de un Mundial.

 

Chi Chi Chi

Chi cumplió armó su copa, la levantó en su casa y derrotó a Argentina. Me gustaba más el equipo de Bielsa que este, pero Sampaoli no lo hace nada mal, incluso lidiando con la estupidez de Vidal, al igual que los Gauchos fueron dignos finalistas; es un equipo versátil, aguerrido y aunque su lema es jugar al vértigo (eso pasa factura sin el debido trabajo físico, algunas veces se colgaron al final de los partidos), definitivamente les funcionó en la Copa.

Lo de Vidal es infame, tanto por la gravedad del hecho como por el momento para hacerlo ¡En plena Copa y de local!… sin embargo una cosa es el fútbol y otra la investigación que se le viene al Rey Arturo, Sampaoli acertó en no sacarlo… y si hubiera sido James Rodríguez ¿lo sacamos de la Copa? No creo.

 

Colombia

Humm… balance difícil, con algunas bajas sensibles desde el comienzo (Quintero, Guarín, Aguilar) y con otras en el torneo (Sánchez, Valencia y Bacca) se tuvo un perfomance Malo-Excelente-Regular-Digno, en ese orden, lo bueno: confirmar que hay arquero (falta ver la calidad de la suplencia), lo mejor: encontramos el central que a decir verdad era difícil de conseguir (Yepes sólo hay uno), lo de Murillo excelente (lo del penal pasa a la anécdota), lo regular: vi a James todo el año en noticias (que si Cristiano lo mira, que si vende calzoncillos, que si saluda a un niño), donde no lo vi fue en esta copa… llegó exhausto, mientras juegue para una empresa y no para un equipo de fútbol (el Madrid gana títulos pero los jugadores hacen muchas actividades adicionales, la explotación de una marca es su verdadero negocio), si esto sigue, el hombre va a llegar fundido. Lo malo: Ni Falcao, ni Teo (aunque en mi opinión fue el que hizo mejor copa de los de adelante), ni Jackson ni Bacca ni Muriel hicieron gol. Y los laterales… los laterales (Zuñiga al final salvó los muebles con Argentina).

Las notas de esperanza son dos: 1- Colombia en la última Copa América no llegó más lejos que acá (cuartos) y en las eliminatorias y el Mundial el tema fue muy distinto y, 2- Don José no todas las veces tendrá tan mermada la nómina.

El problema: ¿Qué titulares de la selección llegarán a septiembre jugando regularmente con sus equipos? ¡Que Dios nos coja confesados!

 

Perú, Uruguay y Venezuela

Tres equipos que llegaron de modo diferente a la Copa pero que se fueron dando buenas sensaciones de cara a las eliminatorias.

Perú no traía trabajo previo (el Tigre Gareca apenas fue nombrado y reunió sus muchachos para la Copa), sin embargo mostró ser un equipo que se fortalece, con laterales muy ofensivos y un Paolo Guerrero que siempre intentó poner en aprietos las sagas rivales, no sé si les alcance para clasificar al Mundial, pero con algo de trabajo y renovación (desde tiempos de Juan Pablo Ángel, Claudio Pizarro juega en su ataque) serán unos rivales serios.  

Uruguay tuvo una copa no muy destacada (generalmente están entre los cuatro mejores), demostró el equipo que en el ataque es Suárez-dependiente, sin duda Cavani no es ese jugador temido en las canchas europeas, con la celeste no le rinde, pero para eliminatorias, salvo alguna cosa rara, Suárez comandará a los charrúas y será el duro rival de siempre.

Venezuela de la mano de Noel Sanvicente le bajó el perfil a las habladurías de Farías y en mi opinión es más fuerte que lo que vimos en las anteriores eliminatorias, ojo con ellos, tienen con qué clasificar, ya no es sólo el Mago Arango, es un equipo sólido en defensa y con media distancia; sino clasifican van a aportar en la eliminación de otros y ya estuvieron muy cerca de clasificar ¡se desinflaron faltando 2 fechas! Será el Juez de varios a partir de septiembre.

De los tres, mínimo uno clasificará a Rusia, si son 2 no me sorprendería.

 

Bolivia, Ecuador y Paraguay

Al contrario de los tres anteriores estos tres no mostraron mayor cosa en la Copa,

Bolivia sin dudas fue el peor suramericano del torneo, lo único bueno que mostró fue su lindo uniforme blanco, (y empatar con el relleno del torneo) al parecer su estrategia vuelve a ser confiar en la altura de la Paz, pero con eso no se llega a los mundiales, también se requiere fútbol… pero eso desde la época del Diablo Etcheverry brilla por su ausencia en los del altiplano.

Ecuador se fue con más pena que gloria de la competición, Montero y Bolaños es lo único que mostraron, confían al igual que los bolivianos en su fortín Quito, a los ecuatorianos si les ha alcanzado, pero empiezo a creer que esta vez no será así salvo que aprendan a sumar afuera.

Paraguay lo único que tiene para mostrar es el resultado y el segundo tiempo del primer partido contra Argentina, casi no puede con Jamaica, apelaron a su garra y los penales ayudaron, pero Argentina los devolvió a su realidad en la única goleada del torneo. Encontrar un delantero de alto nivel, velas blancas (Chilavert ya le está corriendo la butaca) y muchísimo trabajo le esperan al Pelao Díaz.

 

Y los invitados…

El primero una grata sorpresa, el otro una vergüenza, Jamaica y “México” respectivamente, prefiero que inviten a más ‘jamaicas’ que a estos ‘méxicos’

Jamaica un equipo ordenadito, con marca Wes Morgansu -Capitán- de lo mejor que vi en marca en el torneo (sólo superado por un tal Carlos “La Roca” Sánchez en mi opinión), dio un cursito de como anular a Messi (en ese partido la pulga comenzó de mediapunta y terminó perdido en la zona de volantes) cortesía de Mr. Morgan, pero el hombre, con más pinta de guardaespaldas que de futbolista, anuló además de a “la pulga” al lateral que le tocó (a veces en la derecha a veces en la izquierda, en su momento pensé que eran 2).

Respecto a México sólo hay que decir que si van a jugar su Copa de Oro (como debe ser aunque no creo que eso les ayude a mejorar), no deben mandar equipos “muletos”, todo por los derechos televisivos de la población mexicana (no creo que su gente esté muy feliz de ver ese remedo de selección haciendo el ridículo en el sur del continente).

 

El lema de esta Copa: La intermitencia ningún equipo jugó bien todos sus partidos

El partido de la Copa: Ninguno.

El gran jugador de la Copa: Me gustó el trabajo de Paolo Guerrero, ambos Carlos Sánchez, (el colombiano y el uruguayo) y Sergio Agüero.

Fuera de concurso: Los arqueros de Colombia, Paraguay, Uruguay y Chile, se confirma que en Suramérica lo que hay es arqueros. 

¿Qué recordaremos de esta Copa?: La estrellada del Ferrari de Vidal como vi en un meme: el “volante” del torneo.

 

*Columnista invitado @Burrócrata

 

Imagen tomada de internet: www.flickr.com

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.