Huella nacional en Rock al Parque 25 años

Rock al Parque 25 años
Foto: 'Tattán' Vargas

Las mayores expectativas se centran en las agrupaciones que en verdad necesitan darse a conocer y que se ganaron con esfuerzo un cupo para presentarse en las tarimas del festival.

Por, Andrés Angulo Linares

Memorias de un festival que nos convoca, nos une y nos identifica

Rock al Parque se instaló en la memoria de la ciudad desde su primera versión, 25 ediciones después se ha convertido en factor de identidad para los bogotanos y, a pesar de los intentos del pasado por acabarlo y de las críticas año tras año por la organización y la selección de agrupaciones, se ha mantenido en pie, fortaleciéndose como el primer gran paso para las bandas distritales que ven en las tarimas del festival un impulso para su carrera. 

La asistencia de público durante los tres días desbordó la capacidad del Parque Metropolitano Simón Bolívar. El lunes los escenarios del festival Plaza, Bio y Lago se quedaron cortos para un público que respondió con una asistencia masiva durante la jornada, no era para menos, más que una edición más, Rock al Parque 25 años, fue una ceremonia de celebración en la que se rindió culto al género musical que marcó la historia de la sociedad.

Aunque para el interés público las grandes agrupaciones resultan ser el mayor atractivo del festival y una de las principales razones para asistir, no se debe perder de vista que uno de los objetivos fundamentales de Rock al Parque desde su creación, es la promoción de bandas nacionales y el fortalecimiento de la industria alrededor del rock. 

De artistas como Angra, Deicide, Dying Fetus, Sodom, Juanes, Fito Páez, entre otros tantos invitados, se espera una presentación impecable que deje con la boca abierta a los asistentes, y la expectativa se reduce a qué elementos nuevos integrarán a su performance o si interpretarán algunos de sus temas clásicos.

No obstante, las mayores expectativas se centran en las agrupaciones que en verdad necesitan darse a conocer y que se ganaron con esfuerzo un cupo para presentarse en las tarimas del festival. Un gran reto en el que son juzgadas por un público que, en su gran mayoría no asiste por ellas, pero que sí se convierte en receptor y juez de su propuesta musical.

Luego de observar las bandas nacionales presentes en Rock al Parque 25 años, podemos afirmar que la entrega de cada una fue total, ofrecieron conciertos memorables que sorprendieron y confirmaron que el talento local tiene mucho para ofrecer. El camino es largo, pero esperanzador. 

Los invitamos a recorrer con nosotros las huellas que nos dejó la edición número 25 del festival gratuito más grande del continente.

Crónicas: Andrés Angulo Linares

Fotografías: Angie Gómez, Zul de la Mochila, ‘Tattán’ Vargas, Andrés Angulo

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.