La historieta del rock colombiano del siglo pasado a mi manera: parte II

Eddie Kramer
Fotografía tomada de El Jardin Audiovisual. (2019)

Hubo dos conciertos, el de Ancón en Antioquía y el de Melgar en Cundinamarca, a comienzo de los años 70, en ambos se presentaron las bandas que había en este momento. Terron de sueños, Caja de Pandora, Merlín, Albatros, Columna de Fuego, entre otras…

Por, Enrique Gaviria

Los años 70

Hubo dos conciertos, el de Ancón en Antioquía y el de Melgar en Cundinamarca, a comienzo de los años 70, en ambos se presentaron las bandas que había en este momento. Terron de sueños, Caja de Pandora, Merlín, Albatros, Columna de Fuego, entre otras…

El único grupo que permaneció constante y fue semillero de casi todos los músicos que integraron las diferentes agrupaciones en los años 70, fue Los Flippers con Arturo Astudillo como líder. Estuvo activa muchos años con diferentes integrantes y de cada formación dejó un disco de recuerdo. Por la banda pasaron los más importantes músicos de rock de la historia de Colombia. Su último  trabajo  se realizó con Enrique Gaviria en Fonovisión en 1983.

Este video es doblado y los músicos que aparecen no son los que tocan.
Créditos: Arturo Astillo, productor, compositor, guitarras y bajo; Mario Restrepo, coproductor, baterista y coros; Iván Valencia, voces; Beto Díaz, teclados;
Enrique Gaviria, ingeniero y productor. (1983)

El rock nacional entraría en una lenta decadencia y las presentaciones se hacían en parques y teatros. Esta decadencia la canalizó un ex integrante de The Speakers, Humberto Monroy, quien conformó un grupo llamado Génesis, de tendencia indígena mezclado con baladas traducidas de folkloristas. Eso gustó entre los andinos y sobrevivió algunos años, incluso grabaron varios discos cuyas carátulas tenían un común denominador: eran creadas por el mismo artista con motivos también folclóricos, realmente no era rock, era folclor amplificado, pero mejor que el romanticismo criollo que empezaba a repuntar.

Otro grupo de aquella época fue Malanga, allí se inició el músico de rock colombiano, Chucho Merchán, quien ha grabado durante más de 30 años con importantes artistas de rock, también ha participado en muchas presentaciones.

Chucho Merchán con David Gilmour

Un ex Flippers, Orlando Betancourt, forma parte de La Banda Nueva, que produce un disco notable dentro del rock nacional.

Lo único destacable de aquellos años, fue el programa Tú y la música, que se transmitía a diario y tenía dos horas de duración, donde se presentaban bandas de rock sacadas de un programa Norte Americano, Don Kishner Rock Concert. Eso mantuvo el rock vivo y le abrió la mente a mucha gente, al poder ver bandas como Slade, Rush, Kiss, Winter o The Rolling Stones, al tiempo que trataba de promocionar lo poco que existía nacional. A. Plata director y E. Gaviria asistente. (1974).

En 1976, gracias a que don Hernando Becerra le prestó sus instrumentos, un piano eléctrico, un órgano con Leslie y un sintetizador ARP 2600 a su hijo Ernie, para que, junto con el Marciano, J. Barco y C. Vela, pudiera realizar una grabación con la producción de E. Gaviria. El disco nunca se prensó porque a las dos disqueras a las que se les mostró la producción, Phillips y CBS, lo rechazaron porque “… no era comercial”. ¡Era puro rock progresivo y en inglés!

A partir de este momento el éxodo de los músicos de rock se incrementó y los pocos que quedaron se dedicaron a tocar bossa nova en hoteles, grilles y restaurantes. 

La lepra de la canción protesta, desde el sur, nos invadió y por el norte se nos entraron como hormigas culonas, una detrás de otra, las baladistas españolas y mexicanas, proliferando un ramillete de esas hormigas en tierras colombianas y eso fue lo que hubo hasta finalizar los años 70.

1980: resurrección del rock nacional

Eddie Kramer (ingeniero de sonido y productor)

Eddie Kramer, ingeniero de sonido y productor de importantes artistas de los años 60, 70 y 80’s visita Bogotá para inaugurar Fonovisión, un estudio de grabaciones, y explorar, de esta manera, la posibilidad de que grupos pudieran grabar allí. El estudio fue diseñado con los más altos estándares acústicos y tenía los equipos más avanzados del momento.

Su paso por Colombia no pasó desapercibido y dejó huella en el rock nacional, al inaugurar el estudio grabando cuatro canciones de Alexei Restrepo, formidable guitarrista de rock nacional.

Set de grabación para Mario Restrepo, las producciones salieron más adelante en el disco de SHIP, Born.

A partir de ese momento, todos los músicos del rock nacional querían grabar en Fonovisión y sus propuestas fueron canalizadas a través de una productora independiente que se encargaba de las producciones y sus costos llamada Neón.

Por primera vez en la historia del rock nacional, había un sitio profesional donde ensayar, un súper estudio donde grabar, equipos y teclados nunca antes vistos, sistema de amplificación para sus presentaciones y un sello independiente que les ayudaba con los videos, fotografías y prensa.

Allí nacieron para el rock nacional, Emilce, Ship, Crash, Kocoa, O.B.& Company, B. OssaA. Ramírez,  Orq. León del Toro, Tranvía y producciones de jazz y clásico.

Algunas salieron al mercado, porque a medida que la productora iba terminando el disco, los “artistas” salían corriendo a regalar y prensar las producciones, por esto se fueron dejando de terminar y de apoyar. Mataron a quien les daba de comer y de paso a sus hermanos.


Emile, Trátame bien; voces:Alexei Restrepo; guitarra: Mario Restrepo; Batería: Guillermo Guzmán; bajo: Hernando Becerra; Guitarra, producción y grabación: Enrique Gaviria. (Su disco no salió al mercado.

Esta presentación de Crash es doblada. Créditos: Composición y bajo, A. Martelo;
Randy; voces, Randy; guitarras, H. Becerra; batería y coros: E. Acevedo, ‘el sardino’; bandoneón, Nike Fernández; producción e ingenería de sonido: Enrique Gaviria (1983). El disco no salió al mercado.

Grabación de Ship en la sala de ensayo de Fonovisión para un programa de T.V. Teclados: Jorge Barco; Guitarra: Alexei Restrepo; Bajo Nacho Piloneta; no recuerdo el baterista; producción: Enrique Gaviria. El disco lo distribuyó Polydor sin autorización de los productores y fue recogido.
Grabación de Love in the Hell, de la agrupación Kocoa, en los estudios de Fonovisión. Voz y segunda guitarra: Peter Schroeder; Primera Guitarra: Sergio Solano; bajo y coros: Juan Carlos González; batería: Pablo Bernal.

Además del estudio y la productora, Fonovisión inaugura el primer equipo profesional para la amplificación y grabación de conciertos. Esto repercutió profundamente en el ámbito del entretenimiento, pues artistas internacionales empezaron a incluir a Colombia dentro sus giras, porque los empresarios nacionales de espectáculos, podían asegurar los requerimientos técnicos para sus presentaciones.

Presentación de Barry White en el Salón Rojo del Hotel Tequendama, 1985. Amplificación: Fonovisión.

A Fonovisión la ocuparon las producciones de las hormigas culonas, los románticos criollos, la música publicitaria y la producción de música para cine y televisión, sobre todo esto último ¡Afortunadamente!

Se siente orgullo aparecer en los créditos y haber trabajado con tantos talentos de los 80″s. De vez en cuando se presentaba algún productor con un proyecto determinado. Armando Plata venía trabajando como manager del grupo Traphico. Grabaron un disco importante con la producción de E. Gaviria.

Traphico en vivo en Fonovisión, para un programa de T.V. de Armando Plata Camacho. Ingeniero: Enrique Gaviria. (1984)

Por, Enrique Gaviria

El Jardín Audiovisual

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.