Portada » Narraciones Transeúntes » Un lógico absurdo