Thrash liberador para alienígenas terrestres: Earthliens, nuevo álbum de Perpetual Warfare

Earthliens
Foto: Luis Alfredo López

Earthliens no es un álbum conceptual, pero gira de cierta forma sobre una preocupación particular: el sentimiento de manipulación social o individual

Por, Luis Alfredo López

Earthliens es la nueva placa de la agrupación bogotana de Thrash Metal, Perpetual Warfare, sin duda, la banda más potente y a la vanguardia del movimiento ‘thrasher’ en el país.

Earthliens es un disco esperado en la escena nacional, pues el ascenso de Perpetual Warfare ha sido lo suficientemente impactante para crear expectativa. Como pocas bandas en el país, han sabido manejar sus redes, utilizar los espacios más significativos para realizar sus videos y presentar, tema tras tema, adelantos del álbum, de tal forma que ya estamos asociados a su sonido y quienes estábamos al tanto de la movida, sólo aguardábamos entender el concepto general del mismo.

De este álbum se han liberado 4 temas previos en video: Earthliens, filmado durante su presentación en Rock al Parque 2016; A.C.A.B. (Total Hate), realizado en animación, dirigido y animado por Christian Giusseppe Zaparrata y Mauricio Nieto, que participó además en el Festival de Cortos de Bogotá Bogoshorts 2017; The Megalodon, captado en vivo durante su apertura en el concierto de Slayer en la carpa Corferias y Las Venas Abiertas, con imágenes de homenaje y recuerdo de su gira en Suramérica en 2015, la cual contó con presentaciones en Perú, Ecuador, Chile, Argentina Bolivia y Venezuela. Son realizaciones de gran calidad audiovisual, que dan cuenta del entendimiento sobre el mercadeo actual de la música y la manera profesional con que la banda imprime su sello a cada producto.

Hablando del álbum en sí, se puede decir que es uno de los mejores discos de Thrash nacional facturados hasta el momento, un apartado gráfico destacable, formato físico que vale la pena coleccionar y un libreto despegable con mini poster en el cual se nos otorga el control sobre la nave que realiza este viaje a redescubrir, con ojos de extrañamiento, el planeta.

Comenzando con un intro instrumental, Hallucinations, medio tiempo de riff cadente y sólo ascendente que, sin embargo, deja oír voces con alguna letanía extraterrestre o infernal, nos invita perfectamente a la apertura de un disco veloz y muy Heavy.

Earthliens no es un álbum conceptual, pero gira de cierta forma sobre una preocupación particular: el sentimiento de manipulación social o individual. Temas como la canción que titula el disco, Alienación, Sueño de un Maniquí, Hum-Antz y A.C.A.B, expresan con determinación la sensación de opresión social y dominación que diferentes fuerzas imprimen sobre el individuo; ya sea el poder político, el abuso policía o la propia mente. Sin estar afianzado al pensamiento marxista el disco plantea como somos extraños en nuestro propio mundo, indiferentes al control que se ejerce sobre nosotros y que nos aleja del grito de libertad necesario para mantenernos realmente humanos.

El tema Las Venas Abiertas mantiene el planteamiento general, pero evidencia el impacto en la banda de su recorrido por el hemisferio sur y su acercamiento tanto al publico como a la tierra, no tiene referencias directas al libro homónimo de Eduardo Galeano, pero su espíritu se mantiene en cuanto al mensaje especifico, la religión impuesta y el desangre de la colonización, aunque también es un saludo fraterno a los amigos captados en el camino y una bitácora interesante de sus actividades durante la mencionada gira.

El impacto de las tierras ancestrales sin duda marcó el imaginario creativo del cuarteto y a punto de cerrar el álbum nos regalan otro instrumental, el destacable The Return of Kalasasaya, dedicado al llamado el Templo de las Piedras Paradas en Tiahuanaco Bolivia. Tiene ese aire místico y cautivante de los lugares milenarios, es un tema suave y reiterativo que denota sensibilidad en medio del caos y la furia que caracterizan este trabajo.

El álbum se completa con The Megalodon y Los Hijos de la Evolución, ejercicios de puro Thrash en su onda clásica y guitarrera, con sonidos que transitan entre las influencias americana y alemana, a camino entre unos Whiplash y Kreator por referir algunas de las influencias perceptibles.

El sonido propio de la banda está consolidado y es, precisamente, un factor que permite entender su propuesta, sin desmarcarse de los elementos que ha tomado para crear lo que identifica a la agrupación. Por allá en los ochenta, el Thrash naciente surgía reuniendo elementos de la NWOBHM, la actitud punk y el speed metal, a los cuales recurre con frecuencia Perpetual Warfare, sin caer en el revival o demasiada nostalgia con el pasado, pues practica un Thrash con compromiso en su estilo, suficientemente técnico para dotarlo  de personalidad propia y conjugando temas en español e inglés, que le permite ampliar su exposición en el mercado nacional e internacional, un espacio donde el Thrash es uno de los géneros con más acogida en la actualidad y en el cual resulta difícil competir.

Pocas veces la calidad instrumental se puede percibir en un estilo que busca la velocidad sin límites y la despreocupación por la mezcla, pero Perpetual Warfare evidencia sus ganas de continuidad, de trascendencia, de no quedarse en el camino y logra acertar en su estrategia, su mirada al presente sin descuidar la escuela, su sonido y estética, un apartado vocal destacable, además, por su buena interpretación del idioma inglés, (personalmente me gustan más sus temas en dicho idioma) por lo cual, no cabe dudas, Eartlhiens se posicionará como uno de los mejores discos del presente año en todo el continente.

Earthliens corrió con la producción de Gustavo Adolfo Valderrama y Perpetual Warfare, mezclado por Jesse Gander en los estudios Rain City de Vancouver con ingeniería de Christian Giussepe y el señor Matthias Krieger de Pocket estudio en Bogotá.

Firma de autógrafos The Grange Bar

 

Por, Luis Alfredo López

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.